LLUVIA

"Quiero sumergirme en un profundo y silencioso viaje, donde el miedo no impida que cierre los ojos, huela los recuerdos hasta calarme de vida y amasar el placer que, ausente de emoción, puedo degustar en este presente en el que vivo."  -Eva Yerbabuena

Programa:

Lluvia nace de un día gris de pura melancolía. Quiero explorar mis inicios, incomodando quizá un poco (porque es muy fácil definir a la persona que tienes enfrente y no eres tú) a todos aquellos que creen conocerme. Mis orígenes son el amor en la más pura soledad. Quiero decir con esto que no creo en el amor maravilloso, sino en aquel que te hace conocer partes de tu esencia que ni siquiera sabías que existían, partes de tu esencia que conoces a través del dolor que provoca esa forma de pureza que llamamos desamor (melancolía). Esto no es una queja, porque estoy segura de que el sufrimiento es un paso hacia el éxito, aunque el éxito no sea lo que más me importa en este momento, aunque el éxito no sea lo que más me haya importado en ningún otro instante. Ese espectáculo es, en definitiva, un homenaje a la melancolía y el desamor, al estar vivo, al sin fin de la vida. Para ello nada mejor que la voz interior de una guitarra, a solas, con un tema de guitarra que es planteamiento, nudo y desenlace, y a partir del cual tres voces desarrollarán cantes de otras épocas, como Murciana, Levantica, Taranto, Taranta, Milonga, Tanguillos, Romeras, Soleá y Cuplés, que necesitaba coreografiar desde hace tiempo. Porque a veces he tenido que callar y no lo he hecho. Porque a veces no me hubiera importado ser no oyente y poder comprobar aquello en lo que nunca he creído. Porque a veces existe una invitación que me arrastra con fuerza hacia esa puerta donde la imaginación habita. Eva Yerbabuena


Críticas:

“Se han oído "oles" y "bravos", pero sobre todo se han visto muchas lágrimas de emoción”
“…para la mayor parte de los entendidos es ya el mejor espectáculo de Eva.”
"Yerbabuena ha conseguido que poesía y música conduzcan a la poética del espacio desde la puerta de la imaginación (...) la magia del arte nos cala. Esquirlas de vidrios caen del cielo y un jardín de sensaciones nos inunda. Algunos lloran. Algo insólito."
EL MUNDO. Manuel Martín Martín.

"Lección de arte de Yerbabuena. Soberbia.”
EL PAÍS. Ángeles Castellano.

"Ahora puede decirse que está en la cumbre de su arte (...) Y su soleá es un baile para los anales. En la soleá deja patente su maestría, su sentido de la estética jonda, su personalidad artística, en una palabra. Y en la ocasión que reseñamos, remató la soleá por bulerías con la más repajolera gracia flamenca. La ovación sonaba clamorosa, porque a Eva La Yerbabuena no le hace falta tramoya alguna para llegar a la apoteosis, le basta y sobra con su maravilla bailaora.
ABC. Manuel Ríos Ruíz


"Eva Yerbabuena baila ebria de melancolía "Lluvia", un aguacero de sensaciones"
DIARIO PÚBLICO.

"La tormenta perfecta. Un torbellino de arte, en compás de amalgama, con movimientos plásticos; Eva entra en trance y se deja llevar por el momento, solidificando su cuerpo y su mente con la soledad más absoluta."
DARIO LA VOZ. Antonio Conde.

"Lo que sí trascendió fue la genialidad de Eva Yerbabuena como bailaora. Siempre tiene algo más que extraer de sí misma. Aquí es tanto, que sin dejar de ser ella, logra ser otra. (...) Y la misma mujer que, después de todo eso, salió con mirada ausente andando descalza por el patio de butacas entre conmovidos e inmensos aplausos.
FLAMENCO WORLD. Silvia Calado.

"... se impone su cuerpo como la herramienta principal con que expresar los sentimientos. Sobre él ejerce un dominio que traslada al reducido y selecto cuerpo de baile, al que convierte en una extensión de sí misma. Se rompe de dolor en ese silencio que "hace daño cuando es puro", y se desgrana en un sin fin de bailes cuando le cantan. Eva decantada."
EL PAÍS. Fermín Lobatón.


"Probablemente sea el espectáculo que más me ha conmovido en los últimos años. Si llego a venir el primer día, habría tenido que volver cada tarde..."
EL PAÍS. Juan Ángel Vela del Campo. Crítico de ópera y programador del festival flamenco de Roma


...”El flamenco [que ofrece Lluvia] es limpio, agudo, inquietante; a veces, evocador por su asombrosa jondura pero siempre cautivador por su ejecución ejemplar que nos atrae a una completa inmersión.'
...De hecho, es ese contraste entre un exuberante zapateado y un final en el que Yerbabuena domina por si sola el escenario, lo que provoca en el espectador esa sensación de haber ascendido hasta lo más alto de lo que el flamenco puede ofrecer y haber descendido a lo más profundo del alma humana, y todo en la misma noche".
Lluvia en Sadler's Wells/MUISCOMH (Londres) por Sam Smith/18 Febrero 2010

Escenografía:

Vicente Palacios

Música:

Paco Jarana


Santo Y Seña

Next Project

See More