Londres: Con “Manolos” en el ensayo

Jojo, Hemos llegado ayer por la noche para ver a Eva “arrasar”-predicción tramposa, hemos cotilleado las ventas y prácticamente está todo lleno ¡las cuatro funciones!- en Londres dentro del Flamenco Festival en el Saddler’s Wells… y ésta mañana, en una de las salas de ensayos estaban haciendo un “shooting” para Manolo Blahnik.

Llego con Alejandro, y están a, b, c y d ya en faena: pantalón vaquero negro -botón superior desabrochado-, pecho descubierto, pelo mojado, y, dos chicas -una rubia, minifalda de tablas gris sobre leotardo -gris- y una morena, descalza con un moño. La morena hace fotos y la rubia supervisa todo. Yo diría que estilista y fotógrafa -a no brainer-. Cajas de plástico con los zapatos dentro minuciosamente clasificados, ordenados, catalogados… Entra Eva con una falda larga con volante y pinzada por la parte delantera… y una torera con dorados de tornasol; en los pies: yes, rosas, como con adamascados de colores, taconazo como está mandado, fino, sutil, potente, pedicura exquisita.

Hacia dentro por un segundo. © Alejandro Maestra / Nicanor Cardeñosa
Hacia dentro por un segundo. © Alejandro Maestra / Edt.  Nicanor Cardeñosa

Eva nos echa una mirada y se ponen manos a la obra. Entre los cuatro bailarines la sostienen en horizontal, ella deja caer el pie hacia la cámara. Pedimos permiso para hacer un poco de “making-off”, nos dice que tienen que consultarlo, cuchicheos por aquí, cuchicheos por allá y.. si. Que podemos. Yo algo alguna y le paso la 5D a Alejandro que baja su metro-noventa-y-pico al suelo y empieza como mo una araña a hacer “click”, “click”, “click”… Tiene un subidón considerable, es la primera vez que esta en un ensayo y claro… es un tipi así sin anestesia. La mezcla de profesionalidad y relax… los cuerpos de flipe de los bailarines, y, de pronto, Eva hace un Cambré. Cae la cola en vertical, las manos son pitones que hacen paralelo por lo alto, con los zapatos, por lo bajo. Se oye, “click” y “click”. El de la foto, y el de la foto de la foto. En los pies de los bailarines, unos zapatos rojos de ante, unos bicolor, unos blancos y otros… Los zapatos aceptan el pie en punta, el linóleo del suelo arroja una luz estupenda. “Click”.